mayo 16, 2019

Vacaciones y mascotas

Me voy de vacaciones… ¿Qué hago con Toby y con Michina?

1º Opción. Los dejo en casa de mis padres (o de mis hijos). Vale, no es mala opción, siempre que la carga sea asumible, por ejemplo, no dejar a la abuela un bóxer de 2 años y 35 kg de peso, no demasiado bien educado o a la tía Mari a Michi impresionante macho siamés que no acepta a los desconocidos; recordar lo mal que llevan, además, los gatos los cambios.

2ª Opción. Los dejo en casa y alguien me los saca o me los atiende (les da la comida, les saca de paseo, limpia las cacas). Si viviéramos en Madrid, podríamos contratar ese servicio. En Cantabria, si tienes alguien que haga eso por ti ¡qué suerte tienes! Para escapadas breves puede ser muy buena opción.

3ª Opción. Las residencias. En Cantabria hay muchas, algunas muy buenas, puede ser una opción razonable para los perros y un poco más complicadas para los gatos, por los problemas de adaptación que estos tienen y en los que no vamos a insistir.

4ª Opción. Me los llevo. Ahora vienen una serie de preguntas que te tienes que responder: ¿Cómo me voy?, ¿dónde me voy?, ¿allí voy a poder atenderles debidamente?.

    • Normas generales para viajar con tu mascota.

Asegúrate de tener la documentación y las vacunaciones en regla, la documentación es el pasaporte para perros, gatos y hurones. Para animales exóticos (esos otros animales) el tema es un poco más complejo pero también deberán tener la documentación en regla (el CITES o la CITES es Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres). Es conveniente comprobar que está actualizada la cartilla de vacunaciones.

Ten a mano el teléfono de tu veterinario, además es muy recomendable ir ya con una dirección y un teléfono de un veterinario en el lugar de destino. Ejemplo, asistencia al parto durante el viaje .

Prepara a tu mascota para el viaje. Después hablaremos del mareo, pero ahora nos referimos a tener dispuesto todo lo necesario, comida, manta, bebedero portátil o medicación si la precisará, en el caso de que tu mascota está enferma es una buena idea llevar un informe escrito de tu veterinario con los datos que el veterinario del lugar de destino pueda necesitar conocer. No olvide incluir en la maleta todo lo que el animal va a necesitar durante los días que van a prolongarse las vacaciones. Como por ejemplo el bebedero, medicamentos sí los necesitara.

    • Requisitos sanitarios.

España y comunidad europea. Microchip y Pasaporte en regla, microchip también para gatos y hurones, aunque de momento no es una costumbre muy extendida. Test serológico frente a la rabia y tratamiento frente a equinococos, pulgas y garrapatas para el reino unido, Irlanda, Suecia y Malta,…, pregunta, pregunta y pregunta, para eso estamos. Por ejemplo el test de anticuerpos frente a la rabia tarda al menos dos meses.

    • Medios de transporte.

    • En coche.

La Dirección General de Tráfico prohíbe que los animales estén sueltos en el coche o que vayan en el asiento delantero porque pueden representar un peligro para la conducción. La normativa vigente es poco concreta, pero deja claro qué, deben adoptarse los medios necesarios y suficientes para que sea imposible que el animal invada el habitáculo del conductor.

• Si el animal es de dimensiones pequeñas podrá ir en el asiento trasero del coche, dentro de una caja, cesta o bolsa especial para animales.

• Si es un perro grande el perro debe ir atado, en el lado opuesto al del conductor o en el maletero, separado de los ocupantes por medio de una rejilla o armazón extensible.

Deberéis realizar paradas para que el animal pueda hacer sus necesidades, estirar las piernas y beber un poco de agua cada 2 horas aproximadamente.* Un inciso. La cinetosis, es decir, el mareo por viaje:

En general es muy recomendable que la comida previa al viaje sea ligera. Si la mascota es propensa a marearse en los trayectos en coche, la mejor medida que se puede llevar a cabo es evitar que coma antes del desplazamiento. Si antes de partir, el perro hace ejercicio, estará cansado con lo que estará más calmado durante el viaje Para trayectos largos podemos darle una pastilla anti mareo una hora antes de salir de viaje, aunque la mayoría de estas pastillas tienen efecto calmante y, si es la primera vez que las usamos, no podemos predecir la intensidad de la sedación ni la duración de esta porque la respuesta es individual.

Actualmente contamos con otros recursos farmacológicos que no tienen efecto sedante, el problema es que podrían resultar algo caras, sobre todo si los viajes, y por tanto su uso, fuera frecuente.

Para evitar que tu mascota se maree, lo que se puede hacer días antes del viaje, es acostumbrar al perro al coche. Entrar en el vehículo y permanecer un rato dentro para luego ponerlo en marcha y realizar recorridos muy cortos.

Los gatos pueden sufrir de mareo. Los signos usuales son la agitación seguida por la salivación, bostezos, nausea y vómito.

    • En transporte público.

• Autobús. Si el animal es pequeño es posible que te lo dejen llevar en el trasportín, pero en general, está prohibido que los pasajeros lleven consigo cualquier animal, excepto en el caso de perros guía o si existe un lugar destinado para su transporte.

• Avión. Cuando la mascota pesa menos de seis kilos, incluido trasportín, es posible llevarla contigo como equipaje de mano. En caso de que supere este peso, las compañías aéreas prevén su traslado en la bodega siempre que se entregue unas tres horas antes del despegue, en una cesta o trasportín amplia y ventilada. Suele ser necesario presentar también la cartilla sanitaria y el certificado veterinario. Muchas veces hay limitación en el número de animales que viajan por vuelo, infórmate y haz la reserva con antelación. En viajes largos, asegúrate de cumplir los requisitos de la compañía y también del lugar de destino, con muuucho tiempo de antelación.

• Tren. Está permitido un animal por pasajero y, generalmente, en cercanías, el servicio es gratuito. En largo recorrido, suele abonarse la mitad del billete, siempre que no supere los seis kilos de peso y la jaula en la que se transporta cumpla con las medidas establecidas por la compañía ferroviaria. En caso contrario, se factura como equipaje. Estas condiciones son similares para el transporte en AVE.

• Barco. La mascota viajará en la bodega del barco. Está permitido que su dueño la visite cuando se trate de travesías de larga duración e, incluso, es posible pasearla por cubierta con el permiso del capitán.

    • En el destino.

• Hoteles. Cientos de hoteles, albergues y casas rurales nos permiten residir con nuestra mascota, hay también muchas formas de informarse sobre estos hoteles. Internet, las oficinas de turismo, guías, revistas de mascotas, etc., etc.

RECENT POSTS